Adquiere ya las piezas de segunda mano de tu coche con toda garantia

En las empresas de desguace de todo el país trabajan miles de especialistas en mecánica que se encargan de revisar, uno por uno, los vehículos que llegan hasta las instalaciones del desguace, para asegurar que todo lo que se ponga a la venta cumpla con los requisitos mínimos de seguridad y calidad que se espera de algo así. Es algo lógico cuando se habla de piezas segunda mano, ya que de lo contrario la empresa se arriesga a vender un material defectuoso y a dejarse su prestigio por el camino.piezasdesegundamano es

Por ejemplo, los mecánicos se encargan de revisar de arriba a abajo todos los componentes de los vehículos que llegan hasta sus instalaciones, una vez que estos han sido dados de baja de la base de datos oficial de la Dirección General de Tráfico. Uno por uno, van viendo los componentes en busca de desperfectos o trazas de un uso inadecuado.

En lo que respecta a los neumáticos, se busca la presencia de rajas o de grietas que puedan ser señal de una vejez o de un uso demasiado intensivo. Se observa la fecha de fabricación y si los flancos de las ruedas están deformados, lo cual puede significar que han estado parados durante mucho tiempo con las ruedas sin hinchar.

Los frenos son uno de los elementos fundamentales de cualquier coche que se precie, por lo que su buen estado es fundamental. Sobre todo por lo que implica para la seguridad del conductor y de los pasajeros del vehículo. Es por otra parte uno de los elementos más demandados por los clientes de estas empresas, ya que las averías de este tipo de componentes suelen ser bastante costosas de arreglar, por lo que recurrir al mercado de segunda mano es una de las soluciones más útiles.

La suspensión, por otra parte, hay que vigilarla para evitar que los amortiguadores no respondan y el coche rebote más de una vez por culpa de un desgaste excesivo. Se trata de otro de los elementos que hay que sustituir sí o sí para conseguir una seguridad total al volante, y si no queremos estar a los mandos de un vehículo inestable y con pocas garantías.

En lo que respecta a los cristales, tenemos que vigilar que estos no presenten golpes ni fisuras, que no estén rayados y que los retrovisores funcionen de forma correcta.

Por otra parte, para los vehículos que compres directamente de manos de particulares, el mejor consejo es que lo pruebes directamente y circules para ver las sensaciones que te deja. Es decir, la suavidad, la sensación de agarre y estabilidad, el sonido del motor, etc.

Si sigues todos estos consejos podrás hacer tu compra de segunda mano con muchas más garantías.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *