Comprar tebeos: una afición que se hizo historia

Comprar tebeos se ha convertido en una afición que se ha arraigado con el correr del tiempo, quizás porque los personajes son tan conocidos que forman parte de la infancia de miles en España. Han sido los protagonistas de cuentos fascinantes, llenos de aventuras, emoción y sonrisas que sirvió para entretener a una generación de niños.

Ahora bien, ¿de dónde proviene ese nombre?, por los años cincuenta había una publicación llamada TBO y siempre que alguien iba a comprarlos se referían a ellos como “deme un tebeo”, muy corto su origen, pero fue así como se institucionalizó en el país.

Es propicio recordar, que en esa época no existía Internet y la televisión ofrecía pocos canales, por lo tanto, los chicos buscaban maneras de estar entretenidos y los libros resultaban ser una buena opción. Los niños amaban los tebeos, probablemente era debido a que además de textos se incorporaban muchos dibujos representando historias emocionantes.

En ese entonces, la vida transcurría entre la rutina gris de los días, la cual se rompía con el ocio o viendo la prensa, cine, novelas y los tebeos, aunque estos últimos fueran considerados de escasa importancia para los adultos. Afortunadamente, hoy día el potencial comunicativo de los cómics fue percibido por la sociedad y en ciertas ocasiones, ocupa un lugar trascendental como material didáctico.

Gastando menos para leer más

Hay muchas anécdotas al respecto, los jóvenes hasta hacían apuestas para adivinar el fin de la novela, como el Fantasma con su novia Diana, el Llanero Solitario y tantos otros. Predominaba una camaradería entre ellos, ya que si uno no podía conseguir una edición, pues se las prestaban entre sí, lo esencial era estar al día con cada trama.

Con frecuencia, leían más de una vez las historietas y las conservaban para hacer trueques con los amigos o simplemente se dirigían al mercadillo, donde los intercambiaban por uno nuevo a un precio menor. Hasta la forma de ahorrar se les despertó con tal de ver el cómic favorito. Hoy día la forma más económica de tener este material es a través de tiendas online.

Comprar tebeos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *