Novelas de fantasía: un mundo maravilloso

Todos necesitan un poco de fantasía en la vida para lograr llevar la mente más allá de los límites establecidos como normales. Leer un relato que contenga fenómenos sobrenaturales como por ejemplo: la magia, criaturas inexistentes, historias de terror, aceleran los sentidos. Las novelas de fantasía, nacen de la capacidad de los escritores de crear escenarios inimaginables haciéndolos parte de los lectores.

El estado mental de quien se introduce en el mundo de la fantasía es completamente maravilloso, se pueden imaginar casi todo y llevar a los personajes más allá de la tinta y el papel. Grandes escritores son responsables de títulos reconocidos y en España se encuentran los mejores. Entre ellos está Diego de Membiela un apasionado del género y artista innato.

“El lobo demonio del páramo” es una sus publicaciones más cotizadas dentro del mercado de las novelas de fantasía, se basa en el momento más sublime de “Roberto” un personaje multifacético, quien siendo detective privado y policía se introduce al mundo de la escritura, buscando una salida a su problema de alcoholismo, a través de un sitio que lo inspire a crear una obra maestra. Es así como entre algunos elementos como crímenes, presencias demoníacas y posesiones, surge el amor.

Los inicios de la literatura fantástica nacen cuando el hombre recitaba versos enmarcados en lo sagrado o épico. Estos contenían oraciones donde pedían la benevolencia de los dioses y guerreros. Luego se hicieron presentes las hadas y las fábulas fomentando la imaginación de grandes y pequeños.

Quienes tienen la oportunidad de leer una novela de fantasía, están aumentando la capacidad de ver el mundo desde una óptica diferente, en un buen sentido, trayendo a sus vidas momentos divertidos y menos monótonos. La necesidad de salir de lo cotidiano, a lo que los adultos están sometidos, ha generado diversidad en el género fantasioso.

 

Novelas de fantasía


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *