Como reconocer un vino de calidad

Tanto si eres un gran aficionado al mundo del vino como si solo eres un tanto amateur, seguramente querrás saber en qué te tienes que fijar para saber si un vino es de la suficiente calidad como para tomarlo, comprarlo o pedirlo en un restaurante. Pues bien, en este artículo, vamos a hablar de algunos aspectos, algunos más curiosos que otros, que tendremos que tener en cuenta en el que caso de que queramos acertar con nuestra elección y sorprender tanto a nuestro paladar como al de nuestros comensales.

Qué duda cabe que la añada es importante. De hecho este dato, a pesar de que parece que solo lo conocen unos pocos, debe ser un dato que tenemos que tener siempre en mente y tratar por todos los medios de conocerlo. Más que nada porque todas las añadas, independientemente de la bodega a la que nos estemos refiriendo, no son iguales. Las hay con más calidad que otras por lo que siempre es conveniente pedir o comprar un caldo que pertenezca a una que sea de referencia y que haya tenido una buena cosecha en todos los sentidos que nos podamos imaginar.

Así las cosas otro factor clave, y este es muy curioso, es el del tapón de la botella. De hecho, los tapones vino son fundamentales en la calidad del mismo. A este paso llegaremos una vez ya hayamos visto que la añada y la cosecha es la que queremos. Pues bien, tenemos que tener muy presente siempre que el corcho del tapón de la botella que vamos a degustar no es bueno, seguramente el vino se vea de peor calidad. De hecho, incluso el sabor y el olor puede variar yendo a peor.

El último detalle que tenemos que tener en cuenta es la manera de servirlo. Es cierto que no es un detalle propio de la calidad del vino pero no es menos cierto que este detalle puede llegar a potenciar mucho su sabor por lo que tendremos que saber si ese brebaje es necesario dejarlo abierto unos minutos antes para que se oxigene o si se puede servir nada más abrir la botella. Asimismo, tendremos que conocer la temperatura y elegir una copa idónea. Solo de este modo vamos a poder degustar uno de los mayores placeres que puede tener la gastronomía de cualquier país que conozcamos. Unos aspectos que, por cierto, están al alcance de todos nosotros.

gruartlamancha


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *