La audacia del trabajo vertical

La situación laboral en nuestro país no es para tirar cohetes, de hecho si tuviéramos que valorarla sin muchos datos, directamente diríamos que es mala.

Pero, ¿en qué tipos de trabajos cuesta encontrar gente? Existen algunos trabajos, donde encontrar el personal apropiado es algo más complicado que lo que podríamos imaginarnos.

Trabajos en los que tal vez es necesaria una condición física específica, o una constancia que no todos tienen.

Uno de ellos podríamos decir que es el trabajo vertical o rehabilitacion edificios. Los trabajos verticales son aquellos que requieren que el profesional esté colgado en altura. Se utilizan cuerdas y anclajes y aparatos de progresión para acceder a objetos naturales como pueden ser árboles, también construcciones.

Son necesarios los trabajos verticales en algunas zonas donde los sistemas tradicionales como podrían ser andamios no son aconsejables.

Para colgarse de unas cuerdas y trabajar a cierta altura hay que estar preparado, porque no todo el mundo es capaz de soportar una gran altura. Sin embargo, la situación económica actual está haciendo que mucha gente se prepare un poco a la fuerza para este tipo de trabajo.

 

Planificación y riesgos del trabajo vertical

trabajo verticalPara desarrollar un trabajo vertical es necesaria una planificación previa del mismo. La planificación o preparación del trabajo vertical puede diseñarse de la siguiente manera.

 

– En primer lugar una planificación del trabajo, donde además se incluirá el plan de seguridad y de prevención.

– Instalación de los puntos de anclaje y de progresión.

– Tener claras las maniobras necesarias tanto de ascenso como de descenso.

– Establecer claramente el punto exacto de trabajo.

– Ejecución del trabajo.

– Descanso necesario durante el trabajo y después del mismo.

– Por último, una vez acabados los trabajos, se requiere la recuperación de los sistemas de anclaje y de progresión. Con la excepción de aquellos casos que requieran un mantenimiento periódico, en dicho caso los sistemas de anclaje y progresión deben ser fijos.

Está claro que los trabajos verticales conllevan una serie de serios riesgos entre los que se colocan como más importantes, las caídas de personas a distintas alturas, y también caída del material sobre personas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *