Cómo evitar que los cables eléctricos afecten la decoración de tu hogar

Una decoración de ensueño no supone que estés obligado a comprar mobiliario de lujo, las cortinas de la temporada, ni que los espacios sean muy grandes. Solo se trata de cuidar los pequeños detalles, como el lugar donde están situados los cables eléctricos, que pueden convertirse en un elemento negativo si no sabemos cómo esconder su presencia.

Los cables de cualquier tipo suelen atravesarse en cualquier estancia. Los cables del televisor, de la consola de sonido, de las lámparas, de otros aparatos eléctricos, los cables de las líneas telefónicas y de Internet. En fin, la cantidad de estos elementos tan útiles en nuestra vida diaria puede restarle elegancia a cualquier espacio. Por esta razón, queremos darte una serie de recomendaciones para que sepas cómo lograr que pasen desapercibidos.

El clásico truco de esconder los cables debajo de la alfombra nunca falla. Es una manera práctica y efectiva de tenerlos lejos de la vista. Si en casa hay niños pequeños, esta idea también es funcional, ya que evitas que corran peligro al jugar con ellos.

Para los cables de aparatos eléctricos que están encima de una mesa decorativa, puedes fijarlos con cinta adhesiva justo en el borde que queda hacia la pared, con esto en mente la ruta del cable debe seguir hacia las patas o base que sirve de apoyo al mueble. Así no quedará suelto.

Los cables más largos, los de Internet o de la línea telefónica, puedes fijarlos de la pared, hacer una línea en la parte baja, justo cerca del piso, y fijarlos con unas grapas especiales para concreto o utilizar una canaleta decorativa.

Con estas ideas verás que ya no tendrás líos con un rollo de cables debajo de la mesa, o con uno que cruce la estancia, así que tu vivienda se mostrará más ordenada.

cables eléctricos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *