Relevancia y función de un gato hidráulico

Una pieza o herramienta tan fundamental como lo es el gato hidráulico es toda una bendición para la mecánica. Este simple y sencillo artefacto posee una de las funciones con mayor importancia al momento de reparar un coche, ya que se encarga literalmente de elevar el vehículo hasta la altura que se requiera para trabajar debajo de éste de manera más cómoda y eficiente.

gato hidráulico

El gato hidráulico posee un sistema de funcionamiento bastante simple pero con una eficacia absoluta. Se trata de dos contenedores cilíndricos, los cuales difieren sobremanera en sus tamaños, ya que uno de estos es bastante pequeño, mientras que el otro es lo suficientemente grande como para ejercer una gran fuerza.

Se le conoce con el nombre de hidráulico, ya que su ejecución o funcionalidad se realiza con un líquido o aceite, el cual se ubica dentro del cilindro más pequeño. Lo que se hace, es que por acción de un impulso de aire, similar a la función de una jeringa, este líquido aceitoso es impulsado con una gran fuerza hacia el cilindro de mayor tamaño. Entonces sucede algo muy interesante.

Aunque la fuerza introducida en el primer cilindro no es suficiente para elevar un coche, esta es transmitida hacia el segundo compartimiento mucho más grande que el anterior, y dicha fuerza es por ende transformada hasta llegar a ser un impulso lo suficientemente intenso para provocar el ascenso de cualquier cuerpo sujeto a éste. Esto debido especialmente al brusco cambio entre los tamaños de ambas piezas.

Este funcionamiento es sumamente esencial, por lo que estas piezas deben ser confeccionadas con sumo cuidado y ser extremadamente resistentes, por ello se debe tener extremo cuidado al elegir un gato hidráulico para la reparación de nuestros autos. Muy especialmente, cuando este es nuestro oficio principal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *