Vigila el buen estado de tu motor diesel

Si tienes un coche con un motor diesel, ya sabrás seguramente que estos necesitan unos cuidados especiales, distintos a los que tienen los coches con motores de gasolina. Pero por si acaso necesitas repasar algunos conceptos esenciales, aquí te brindamos una serie de tips para que los tengas en cuenta y no te lleves ninguna sorpresa desagradable. ¡El que avisa no es traidor! Vamos allá.motor de segunda mano 19-11

Como punto número uno habría que destacar que no hay que esperar nunca a que sea demasiado tarde. En cuanto notemos cualquier detalle sospechoso de que algo no va bien, hay que hacer una revisión para ver qué es lo que falla. Si no, puede ser demasiado tarde y lo podemos pagar caro.

Por otra parte, los nuevos modelos de coches diésel con filtro de partículas poseen muchas ventajas en lo que se refiere a la cantidad de emisiones contaminantes. Sin embargo, si tenemos cualquier problema con el filtro, podemos tener graves inconvenientes por una saturación de partículas.

Para prevenir esto, que suele ser más común con los modelos antiguos que con los nuevos, lo ideal es hacer de forma habitual recorridos por carretera con un duración de al menos media hora con una velocidad sostenida, lo cual debería ser suficiente para que el filtro se limpie de forma automática.

El filtro de combustible, por otro lado, conviene revisarlo siempre que sea necesario, tal y como indique el manual para el mantenimiento del coche. Es importante seguir siempre a rajatabla las instrucciones del fabricante para no llevarnos sorpresas desagradables. Este filtro de combustible es el primero que previene de la acumulación de partículas que contaminan el medio ambiente, dentro de todo el circuito de motor, tubo de escape y alimentación del vehículo.

Otro aspecto que debemos vigilar de forma concienzuda es el color del humo que sale por el tubo de escape de nuestro vehículo. ¿Es blanco, es azul? Si en un coche diésel el humo sale de color blanco y con una densidad muy espesa puede ser debido a un fallo en la junta de la culata o quizá también en el sistema de refrigeración. Conviene por tanto llevarlo al taller para que lo revisen.

Si el humo sale de color azul significa que se está quemando aceite, lo cual es un síntoma típico de motores con mayor antigüedad o con roturas.

Por otro lado, está bien saber que en caso de avería o rotura definitiva siempre podemos recurrir a la compra de motores en páginas web de segunda mano que agrupan a su alrededor una buena cantidad de empresas de desguace, las cuales ponen en común la información de sus stocks para que los clientes puedan disfrutar de la oferta más amplia en lo que se refiere a motores procedentes de coches destinados al desguace.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *