Todo sobre el negocio de limpieza de casas

Nuestros hogares son nuestros templos, o por lo menos esos dicen. Son el sitio en el que nos sentimos cómodos con nosotros mismos y son ese rincón en el que nos sentimos seguros, cálidos y en confianza. Por supuesto que todos los hogares varían dependiendo a las personas que ahí viven. Bien sea la manera en la que están decorados o el orden que se respira, puede que nos consigamos con casas que no tienen ni pie ni cabeza pero lo cierto es que la limpieza es necesaria si queremos propiciar el bien de los nuestros y de los que nos visitan.

Es por ello que la limpieza de casas se ha convertido en un negocio importante y de gran auge, porque cada vez son más y más las personas que llevan un ritmo de trabajo agotador en el que llegan a sus casas y lo mínimo que quieren es hacer quehaceres.

En vista de esto, es el momento perfecto para empezar el negocio propio de limpieza de casa. Lo primero que tienes que hacer es contar con las habilidades para saber asear cualquier lugar, y con esto nos referimos a las ventanas, a los pisos, a la ropa y a otro tipo de cuestiones como lo son la limpieza de cortinas, muebles, alfombras y piscinas. Hoy en día, las personas que ofrecen más cosas son las que terminan ganándose a los clientes.

Luego es necesario que, si queremos hacer de nuestras habilidades un  negocio, nos registremos y saquemos las licencias pertinentes. Algunos productos se usan solo bajo la posesión de alguna licencia, por ejemplo, así que es imperante que no nos dejemos nada de esto por fuera. El tercer paso es más un consejo que alguna norma, porque consiste en nuestra seguridad como trabajadores. Los trabajos de fuerza física siempre corren el riesgo de terminar en un pequeño accidente, así que estar asegurados puede ser la clave para que una persona se decida por contratarnos. Le dejamos saber que, en caso de algún resbalón o caída, no tendrá que cubrir con ningún tipo de gasto.

El cuarto paso es crear una identidad confiable, y aquí hacemos énfasis en que se deben usar los uniformes apropiados para lo que se va a trabajar, tratar de que los implementos a usar sean de la mejor calidad y que los productos siempre estén aprobado por los clientes. A veces en la limpieza de casas podemos cometer errores si alguien del hogar es alérgico a ciertos olores, por ello debemos prevenir y así evitarnos malos ratos.

Cómo hacer si no tengo dinero para pagar un servicio de limpieza de casas

Si no tienes el tiempo que se requiere pero tampoco tienes el tiempo, entonces lo mejor que puedes hacer es dedicarle unos pocos minutos de tu día a la limpieza de tu hogar. Empieza por una habitación o por algo tan pequeño como el baño. De esta manera evitarás a toda costa que se te vayan acumulando los lugares llenos de suciedad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *