Conozca las causas de la lengua saburral

lengua saburral

No debes alarmarte si estás padeciendo de lengua saburral, lo primero que debes saber es que se trata de una afección tan común que todas las personas la llegan a padecer  alguna vez en la vida. De manera que puedes respirar con tranquilidad, pues ya sea que se trate de un problema digestivo o una mala higiene bucal tiene solución. Solo debes saber su origen y si por ejemplo en tu caso se trata de un tema bucal debes acudir a un dentista Leganés que te ayude con un diagnóstico y un tratamiento. Así de sencillo le dirás adiós a esta situación que seguro te causa mucho desagrado.

Tan sólo la denominación lengua saburral suscita repula a la persona que lo escucha, pero no sólo ver una imagen de la lengua saburral es del todo desagradable.

Pero no es tan grave como parece. La lengua saburral no es más que un cúmulo de suciedad que se instaura en la lengua y que le da un aspecto un tanto repugnante, parecido a una costra de color blanquecino que no es más que lo que hemos comentado.

No es una enfermedad grave, pero si puede llegar a provocar repulsión por parte de la gente que te rodea. Al final el rechazo social sí que conlleva en sí mismo una enfermedad que causará problemas mayores.

Los dentistas siempre inciden en la limpieza buco-dental con cierta rigurosidad, ya que la gran mayoría de infecciones que puede contraer una persona se inicia en la boca.

Cuando realizamos la limpieza de nuestros dientes tenemos que también limpiar la lengua a conciencia para eliminar en la medida de lo posible la suciedad y las células muertas que finalmente provocan la lengua saburral.

 

¿Qué pueden causar la lengua saburral?

 

– La alimentación. Si tu dieta concentra grasas saturadas y azúcares, propiciarás la flora bacteriana que provoca este problema.

 

– Si tenemos poco moco en la zona, tenderemos a tener una lengua reseca que hace que también se presente este problema.

 

– La escasa higiene es por supuesto uno de los factores que provocan este problema, la acumulación de restos de comida sobre la lengua provoca este característico color, incluso también hace que aparezca el problema del mal aliento o halitosis.

Para tratar la este problema lo primero que debemos hacer es llevar una correcta limpieza de la lengua tras cada cepillado y para ello lo mejor es usar un utensilio específico para su limpieza como es un raspador de lengua. Este se desliza sobre la lengua para eliminar todo restos de bacteria o comida. Es importante que tras cada uso limpies bien el raspador para evitar que las bacteria vuelvan a poblar tu lengua.

También es importante realizar enjuagues bucales con un buen colutorio para llevar a cabo una buena desinfección de la boca completa.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *