La limpieza de parking: un bien necesario

La limpieza de parking no suele ser una actividad que se contemple, de manera habitual, en las prioridades de las comunidades de propietarios. En la actualidad, raro es el edificio que, además de las viviendas, no tenga su recinto para guardar los vehículos de los residentes. Sin embargo, este espacio, común para todos y de uso continuado, apenas se le da la importancia que merece.

Los garajes, los grandes olvidados

Los garajes comunitarios en los que guardamos nuestros coches, generalmente, están construidos en el sótano del inmueble, sin que exista ningún tipo de ventilación, salvo la propia puerta de entrada. Así que no es extraño que se acumulen todo tipo de manchas y suciedad, provocadas por los restos de neumáticos o la propia contaminación que genera el tráfico.

La limpieza de los lugares compartidos por los vecinos es fundamental con el fin de conseguir una óptima convivencia. La escalera, el ascensor, el hall… pero ¿por qué no se contempla de igual modo la limpieza de parking? La respuesta podría ser sencilla: es imposible eliminar tanta suciedad de una forma eficaz.

Una actividad para expertos

Empresas expertas en saneamientos especiales son las únicas capaces de devolver el aspecto impoluto y radiante de sus primeros días. Un cepillado del suelo de forma manual, acondicionamiento de las paredes o eliminación de cualquier rastro de grasa, aceite u óxidos, resulta sencillo para los especialistas en ello.

Pero como en cualquiera de estas actividades, es necesario el mantenimiento a lo largo del tiempo. De nada sirve hacer una desinfección a fondo si se descuida su cuidado habitual, lo que llevará a una nueva acumulación de residuos tóxicos y poco recomendables para la salud de los vecinos.

Aunque el parking sea un lugar de paso, cuya estancia es limitada, no se debe obviar la relevancia que tiene su cuidado, mucho más cuando se habla de la acumulación de sustancias nocivas que se desprenden de la combustión de los vehículos.

limpieza de parking


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *