Atención psicológica en una residencia para ancianos

Así como es indispensable mantener el cuerpo en buen estado, la parte psicológica debe ser cuidada con el mismo afán, y si se trata de una persona de la tercera edad, más aún. Por tanto, una buena residencia ancianos Sevilla debe contar con profesionales especializados en psicogerontología. 

Tener una salud mental equilibrada puede garantizar la prevención de trastornos que afecten el desarrollo de las personas de la tercera edad en la sociedad. En los ancianos también se puede hacer presente la depresión y otras afecciones psicológicas.

¿Por qué es necesaria la atención psicológica al envejecer?

La soledad y el aislamiento al que se someten a las personas ancianas por su incapacidad de hacer las cosas de la misma manera que hacían en su juventud, puede ser un factor determínate para que padezcan decaimiento. Incluso, algunos pueden sentir frustración y rabia.

Los síntomas que se hacen presente en la mayoría de los ancianos que tienen depresión son tristeza patológica, irritabilidad, baja autoestima, introspección, trastorno del sueño y alimenticios, entre otros. 

Muchos de los síntomas nombrados pueden dificultar la manera en la que las personas de la tercera edad interactúan con su entorno. Es por ello que es indispensable tener una buena atención psicológica para evitarlo.

residencia ancianos Sevilla

Papel que desempeña el psicogerontólogo en una residencia de ancianos

Además de servir con tratamientos médicos, el psicólogo debe estar capacitado para generar grupos de apoyo y ofrecer estrategias para enfrentar esta nueva etapa. Asimismo, sirve para orientar al anciano en cuanto a la aceptación de las nuevas dificultades que se presentan con la edad. También ayuda a enfrentar el acercamiento de la muerte como un hecho inevitable y que no debe victimizarse.

El ejercicio físico y actividades recreativas ayudan al anciano

En los centros de cuidado para personas de la tercera edad ofrecen una serie de actividades, tanto físicas como recreativas que mantienen en constante movimiento al anciano. Esto favorece significativamente su desarrollo y evita el padecimiento de trastornos.

Sumado a la psicoterapia para personas de la tercera edad, se puede  crear un ambiente apacible donde exista un buen equilibrio y así beneficiar el envejecimiento activo. Asimismo, las residencias para ancianos son una buena alternativa para lograr el anhelado descaso y diversión en los años de vejez.

Finalmente, llegar a esta etapa tan vulnerable para las personas, puede acentuar las debilidades que como seres humanos se tienen. Las emociones y sentimientos se hacen presentes con mayor facilidad y se debe aprender a manejarlos con ayuda profesional.

Deja un comentario