Curso de uñas acrílicas: oportunidades laborales

En la actualidad cada vez son más las personas que se decantan por realizar el curso de uñas acrílicas. La demanda de este tipo de manicura ha aumentado muchísimo en estos últimos años, por lo que hay muchos más establecimientos que se abren para dar este servicio.

El cuidado de las manos se ha convertido en un momento en las vidas de los clientes donde pueden relajarse y disfrutar mientras reciben un masaje por parte de verdaderos profesionales. A la hora de elegir qué tipo de material quieren ponerse en sus manos hay varias opciones, siendo las más habituales las acrílicas o de gel.

 

 

¿Cuál de las dos?

El resultado final es prácticamente el mismo, por lo que no es un factor a tener en cuenta para tomar la decisión. Ambas se encargan de realizar un efecto óptico que alarga nuestra extremidad y que proporciona una imagen más cuidada. La diferencia fundamental existente es la forma de aplicarlas y la durabilidad de cada una.

Las acrílicas se obtienen mediante la mezcla de un polímero que está en polvo, junto con líquido plástico. Esta combinación se va aplicando, y una vez que se ha terminado, se lima para intentar darle una forma natural. En el caso del gel, se aplica inicialmente, una resina que es secada mediante luz ultravioleta. Una pequeña ventaja que presentan es que no necesitan ser limadas.

En el caso de las primeras, podemos decir que son mucho más resistentes, y si llegan a romperse tienen la capacidad de que se pueden limar, así que se pueden reparar en nuestra propia casa. Éstas, además, se pueden aplicar en uñas muy cortas, como por ejemplo, en las de personas que se las muerden.

En definitiva, hay una gran diversidad de opciones que nos ayudan a mejorar nuestra imagen. Recordemos siempre que las manos de una persona son su carta de presentación. Esto aplica mayormente a las damas.

Deja un comentario