El control de plagas Barcelona contribuye con la salud pública

Para estar libre de insectos, roedores y cualquier tipo de extraños bichos, lo mejor es un efectivo control de plagas Barcelona. Pueden existir diversos tipos de alimañas que inadvertidamente invadan nuestros espacios. Incluso, aves como las palomas, gaviotas o el estornino común, pueden formar parte de este tipo de desagradables ocupantes que constituyen un eminente peligro para la salud pública, cuando su presencia es elevada en número.

Qué ofrecen las empresas de control de plagas Barcelona

Por suerte, son diversas las empresas que han sido concebidas con el objetivo de combatir y controlar la presencia de cualquiera de estos animales considerados perjudiciales para el habitad humano. Entre estas criaturas, los roedores, como ratas y ratones, suelen ser los más peligrosos, debido a que son portadores de diversas enfermedades como leptospirosis, salmonela, la enfermedad de Weil y el hantavirus, por solo nombrar algunas.

control de plagas Barcelona

Entre tanto, los insectos que más requieren de la presencia de control de plagas, son en primer lugar las cucarachas, por ser una amenaza para el ser humano, en virtud de que son responsables de padecimientos gastrointestinales, por causar la propagación de infecciones. Les siguen las moscas, que igualmente difunden contaminación, pues ambas tienen como habitad la basura, para luego desplazarse hasta lugares donde las personas cocinan y consumen sus alimentos.

Otros de los insectos que requieren ser combatidos por ser transmisores de dolencias que incluso pueden llevar a desenlaces fáltales, son los zancudos o mosquitos. Ellos son trasmisores del dengue, una enfermedad que puede llegar a desarrollar un cuadro mortal. Entre otros bichos por los cuales se hace necesario buscar ayuda para su exterminio están las hormigas, los alacranes, las abejas y avispas. Sin duda sus picaduras suelen ser muy dolorosas.

Para finalizar con el control de plagas Barcelona, no podemos dejar de mencionar insectos que, aunque suelen tener como huésped a las mascotas, pueden llegar a alojarse en los seres humanos. Se trata de garrapatas, chinches, pulgas y piojos, los cuales se alimentan de sangre dejando picadas y generando, en muchos casos, reacciones alérgicas a las personas.

Deja un comentario