Perito en construcción garantiza los protocolos en una obra

La labor que cumple un perito en construcción es fundamental para garantizar que la obra que se esté lleve a cabo siga todos los parámetros de seguridad. También se involucra en la implementación de las normas y leyes que rigen en el país donde se realiza dicho proyecto.

Uno de los primeros aspectos que verifica un perito en construcción, por muy obvio que parezca, es que todos los empleados, desde obreros hasta ingenieros usen su casco como prevención de riesgo de los temibles accidentes laborales. Su trabajo básicamente es garantizar que se cumplan los protocolos.

 

Perito en construcción

 

Capacidades de un perito en construcción

Las principales funciones que tiene un perito dentro de una construcción son: el asesoramiento técnico, legal y financiero del proyecto que se busca realizar, que incluye la alteración, la reparación y el mantenimiento de la obra. No solo están inmersos en nuevas edificaciones, también en la restauración de las ya edificadas.

En el momento en el que se esté erigiendo una nueva estructura, el perito se encarga de verificar la construcción desde su inicio hasta la terminación de la obra. Por eso, su trabajo está estrechamente relacionado con los contratistas, los ingenieros y los arquitectos del proyecto.

Su área de experticia es muy amplia, por ello están calificados para inspeccionar que se esté adecuando la estructura con la calidad que amerita. Si el perito al realizar la investigación determina que hay algún problema, se puede afectar la continuidad de la obra, por ende, debe detenerla. La humedad, por ejemplo, es un factor que muchas veces afecta el trabajo.

Cuando existe algún retraso en la obra, luego de determinar el daño en la misma, es función del perito establecer cuáles son las causas, además de buscar la solución para resolverla en el menor tiempo posible. Cada día sin avance se pierde dinero en su construcción.

Deja un comentario