Uñas enterradas – ¿Por qué ocurre y cómo remediarlo?

Las uñas enterradas pueden ser un problema bastante doloroso. De hecho, es posible que originen contaminación en los dedos. Son el resultado del corte inadecuado o del crecimiento excesivo de las mismas.

Generalmente el hallux o dedo gordo del pie, es el que resulta en gran parte afectado, pero puede pasar en cualquiera de los demás. Del mismo modo, cuando la uña se entierra en la piel rompe los tejidos dejando una lesión expuesta a los agentes infecciosos externos. Es entonces cuando aparecen las complicaciones y para eliminarlas debes visitar a un especialista en Podología.

 

Uñas enterradas

 

Algunas alternativas

Si la lesión no es tan grave existe la posibilidad de quitarlas con algo de paciencia y acometiendo las siguientes acciones: pon el pie en agua tibia para ablandar las uñas. Seguidamente, con utensilios para la pedicura delinea el contorno del dedo justo en el área afectada.

Es importante destacar que debes esterilizar todo lo que uses si existe una herida expuesta en los dedos, para reducir el riesgo de contraer una infección. Al levantar las uñas afectadas las cortas y limas los excesos que puedan causar otros daños.

Sin embargo, para aquellas personas con problemas mayores, tales como: pie diabético, infecciones fuertes u otros, es mejor dejar que el podólogo realice su trabajo. En tal sentido, evite la pedicura en centros estéticos mientras tenga las uñas enterradas.

Otros elementos

Existen otros factores que pueden favorecer la aparición de las uñas enterradas, como por ejemplo la anatomía natural de la uña; esto se refiere a la curvatura con la que crece la misma. Igualmente, la forma del contorno de los dedos puede ser otro rasgo determinante.

Si te encuentras dentro de esta población entonces no puedes dejar de ir a un centro especializado en podología para que te ayuden a evitar este mal. Antes de intentar cualquier acción para retirar las uñas enterradas por ti mismo, es mejor pedir el asesoramiento adecuado de los expertos.

Deja un comentario